Opuestos/ posibles imaginarios 1kg no 200 Sala Puntángeles, Valparaíso

La obra fue (ex)traída desde el territorio chileno para trasladarla al interior de la sala. Se trató de dos instalaciones de video y audio, de dos posibles imaginarios: recuperación de la autonomía de la imagen y recuperación de la autonomía del territorio. En ese primer sentido, la reconciliación de los opuestos a través del lenguaje poético representados en 1kg de piedras y un 1kg de plumas; luego, un registro de viaje por Chile fragmentado y la instalación del sonido terrenal, el quejido. "Opuestos/ posibles imaginarios 1kg no 200" fue un paisaje en Puntángeles, registro de acciones y sonoridad. Un llamado a repensar el paisaje, a decir 1kg no 200, no Chile BI, si el mar, su sonido y la imagen de un país autónomo, como la poesía, cómo el albedrío de la imagen